05.02 CONSEJOS PARA UN USO EFICAZ DEL AGUA

Uno de los factores con más peso en el buen funcionamiento de los sistemas de depuración es el uso eficaz del agua ya que, cuanta más agua se ahorre en el hogar, menor será el volumen de aguas residuales a tratar en el sistema de saneamiento. Así, el buen uso del agua mejora los procesos llevados a cabo en el sistema y reduce la probabilidad de que éste falle. A continuación se detallan algunos consejos para reducir el consumo de agua potable en las viviendas:

Inodoros de bajo consumo. El agua empleada en los inodoros representa aproximadamente una cuarta parte del consumo total de la vivienda. La mayor parte de los sanitarios instalados carecen de accesorios para el ahorro de agua. Así, cada vez que “se tira de la cadena” se vierten a las tuberías de saneamiento entre 13 y 23 litros, o más según el tipo de váter. En el caso de retretes antiguos esta cantidad puede reducirse de un 15% a un 40% mediante la realización de alguna de las siguientes operaciones:

  • Introducir una botella de plástico llena de agua o arena y tapada en el depósito de la cisterna asegurándose que no obstaculiza el funcionamiento del mecanismo. Este solución puede suponer un ahorro de más de 4.000 litros de agua al año.
  • Instalar un mecanismo de ahorro de agua en la cisterna. Consiste en un pulsador de dos botones con distinto volumen de descarga en función de las necesidades. Algunos permiten también detener la descarga de forma voluntaria para no malgastar más agua de la necesaria.

La alternativa a las soluciones anteriores es reemplazar el inodoro por uno de bajo consumo. Actualmente existen en el mercado unidades desarrolladas para trabajar con volúmenes de 6 litros o menos de agua.

Por otro lado, es muy importante cerciorarse de que no existen fugas en el sistema de descarga de los inodoros. Un pequeño goteo supone al cabo del día un importante volumen de agua malgastada.

Una manera sencilla de comprobar si el inodoro es estanco consiste en incorporar unas gotas de colorante en la cisterna al final del día. Si a la mañana siguiente la taza aparece teñida supondrá que existe una avería que será necesario reparar.

Por último, conviene también abandonar el hábito de emplear el váter como una papelera ya que supone un gasto absurdo de agua.

Moderar el consumo en los grifos. Entre de los instrumentos más útiles para ahorrar agua en el hogar destacan los aireadores o reductores, que permiten reducir el caudal que sale por el grifo, pero manteniendo su utilidad. Estos dispositivos permiten ahorrar hasta un 50% de agua. Como en el caso anterior, es fundamental reparar los grifos que gotean. Las pérdidas por el goteo de un grifo pueden llegar a suponer el derroche de hasta 1.000 litros de agua al mes.

Optimizar el empleo de las lavadoras. La lavadora debe utilizarse siempre con la carga completa y, cuando sea posible, con el programa de ahorro. En el caso de tener que reemplazar este electrodoméstico, se debe escoger uno que sea eficiente, ya que, mientras que una lavadora antigua consume cerca de 80 litros por colada, las máquinas nuevas de clase A no superan los 20 litros.

Realizar todas las coladas del hogar en un día puede parecer un gran ahorro de tiempo, pero resulta perjudicial para el sistema de saneamiento. Hacer uso de la lavadora de forma consecutiva no permite que la fosa séptica funcione adecuadamente. Además, podría inundarse el área de percolación dado al corto tiempo de recuperación. Es necesario extender el uso de la lavadora a lo largo de la semana.

Utilizar el lavavajillas. La correcta utilización del lavavajillas reduce a la mitad el consumo de agua respecto al lavado a mano.

La ducha es más eficiente. Mientras el llenar la bañera supone un consumo de hasta 300 litros de agua, una ducha refrescante de 5 minutos (más que suficiente para la higiene diaria del cuerpo) rondaría los 80 litros. Y si además se dispone de un aireador de ducha, el consumo se puede reducir hasta los 60 litros.

05 SAN 1

Recordar que el sistema de saneamiento autónomo no es una papelera o un vertedero.

Anuncios